Altos precios que se pagan en EU por azúcar mexicana tienen atados a productores locales

Por / hace 2 mess
#

Los altos precios que se pagan en Estados Unidos por el azúcar mexicana tienen prácticamente amarrados a los productores del País a tener una buena relación comercial, ya que no es atractivo buscar otros mercados.

En abril, el precio del azúcar en Estados Unidos fue de 63 centavos de dólar por kilo, 80 por ciento mayor que en el mercado de la Unión Europea y 75 por ciento más que en el resto del mundo, según datos del Banco Mundial.

Es por ello la importancia que tendrá el 5 de junio, fecha límite que puso el Departamento de Comercio de Estados Unidos para llegar a un acuerdo azucarero con México, de otra forma, aplicará aranceles y medidas compensatorias contra presuntos subsidios sobre las importaciones del azúcar mexicana.

Dicho país puede ofrecer mejores precios porque es un mercado bastante ordenado en sus compras, por lo que no tiene sobreproducción, pero al mismo tiempo es muy proteccionista, dijo Juan de Dios Ramírez, analista de Zafranet, empresa de análisis en azúcar.

Demandará Sucroliq reabrir caso de dumping

Utilizando una contradicción de la Secretaría de Economía, la mexicana Sucroliq, fabricante de azúcar líquida, buscará de nuevo que la dependencia federal le imponga cuotas compensatorias a la importación de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa (JMAF) proveniente de Estados Unidos.

Enrique Bojórquez, director general de la compañía, recordó que en 2014 su empresa pidió a la Secretaría que iniciara una investigación por dumping en contra de la entrada de fructosa de Estados Unidos.

Tras revisar el caso, indicó que Economía le contestó, por escrito y con la firma del Secretario Ildefonso Guajardo, que efectivamente encontró que la fructosa sí estaba entrando con precios subvaluados pero que no haría nada al respecto.

Explicó que lo que produce Sucroliq no es similar a la fructosa y por lo mismo tampoco al azúcar, y que tampoco era parte relacionada con la industria azucarera.

Pero la OMC cataloga al azúcar granulada y a la fructosa como productos similares, y el azúcar granulada y la líquida son sustitutos.

"Si bien las importaciones del producto propuesto a investigación se realizaron con margenes de subvaloración (con dumping), la reducción en los precios de las importaciones de fructosa no se tradujo en un incremento en el volumen de las mismas y en efectos negativos identificados en el mercado interno de los productores de azúcar líquido", señala el inciso D del escrito enviado en 2015, por Economía, al empresario.

Pero en el Acuerdo de Suspensión de aranceles -que pactó México con Estados Unidos para exportar azúcar a ese país a través de cupos- Economía estableció que las fracciones arancelarias que están relacionadas con el azúcar y entre ellas incluyó al azúcar líquida refinada.

Fuente: Reforma.