Ante la negativa del Real Madrid, el Barcelona optó por hacer su propio pasillo para celebrar el título de La Liga

#

Barcelona, España (06 mayo 2018).- Tras el 2-2 cosechado ante el Real Madrid, el Barcelona celebró ante los aficionados que asistieron al clásico disputado en el Camp Nou el doblete de Liga y Copa del Rey conseguido este curso.


Tras el pitido final del árbitro, los jugadores azulgrana se quedaron en el círculo central del césped y, animados por la música y el confeti azulgrana, agradecieron el apoyo de los seguidores durante la presente temporada.

Los componentes de la primera plantilla, también los descartados, dieron una vuelta de honor y aplaudieron a los aficionados que se quedaron a celebrar el doblete.

El maestro de ceremonias fue Gerard Piqué que, micrófono en mano, se refirió al eterno rival.
"Como hoy éramos campeones de Liga y no nos han hecho el pasillo, pedimos al cuerpo técnico que nos haga el pasillo. Este es el pasillo de los hombres que cuidan del Barça".

Y así fue como acabó el clásico.
El cuerpo técnico al completo haciendo el pasillo a los jugadores que, veinte minutos después de empatar contra el Real Madrid y sumar el 42º partido de Liga sin conocer la derrota, se dirigieron al vestuario.

Fuente: Cancha

Compartir.