Asegura la Profepa en Yucatán tres periquitos que se vendían a través de redes sociales

#

En operativo realizado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) contra el tráfico ilegal de vida silvestre en redes sociales, se aseguraron 3 polluelos de loro verde (psitácidos) y un vehículo en la Macroplaza de Mérida, Yucatán.

Derivado de monitoreo en redes sociales sobre la oferta de ejemplares de vida silvestre en Yucatán, se logró obtener datos para el operativo, realizado con apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado.

De esta manera se aseguraron 3 ejemplares de vida silvestre, polluelos de la familia Psitacidae o psitácidos, de los que no se acreditó su legal procedencia, con fundamento en los artículos 114 y 119 fracción I de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

Asimismo, en la inspección, se aseguró el vehículo en el que se encontraba la caja de cartón que contenía los polluelos de psitácidos, y se realizó la presentación, ante la Procuraduría General de la República (PGR), de la persona que ofertaba dichos ejemplares, presunto comerciante ilegal de vida silvestre.

Desde el año 2008, la LGVS establece, expresamente, la prohibición del aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales de aves de la familia Psitacidaeo Psitácidos de distribución natural en el territorio nacional.

Cabe señalar que la NOM-059-SEMARNAT-2010 cataloga diversas especies de psitácidos en 3 de las 4 categorías de riesgo establecidas en dicha norma, siendo las categorías de Protección especial, Amenazadas y En Peligro de Extinción

Los ejemplares de vida silvestre asegurados se encuentran en la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre “Parque Zoológico del Bicentenario Animaya”, ubicado en la misma Ciudad de Mérida, Yucatán.

El poseer ejemplares de vida silvestre sin demostrar su legal procedencia se sanciona de acuerdo a lo establecido en la LGVS con una multa que va de 50 a 50,000 Unidades de Medida y Actualización (UMAs); asimismo, el Código Penal Federal establece una pena de prisión de 1 a 9 años para el tráfico ilegal de vida silvestre de endémicas, amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial.

Compartir.