Comienza a formar el hábito de ahorrar, una crisis mundial de pensiones se avecina

Por / hace 2 mess
#

Sabemos que pensar en el retiro aburre por su distancia, pero hay una crisis se aproxima y, si no procuras tu ahorro, tarde o temprano te alcanzará.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) elaboró un estudio titulado Todos viviremos 100 años, ¿como podremos pagarlo? en el que advierte los riesgos de una crisis en los sistemas de pensiones del mundo ante la creciente longevidad de los humanos.

En primer lugar, la población global de 65 años crecerá de 600 millones actuales a 2,100 millones en 2050. En nuestro país, la edad mínima para pensionarse por vejez es de 65 años, pero la esperanza de vida es de 77 años, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Después, el sistema pensionario deja fuera a la mitad de la población en el mundo, pues 5 de cada 10 personas en edad de retirarse no reciben pensión. El pasado 6 de marzo, el Colegio Nacional de Actuarios reveló que 5 millones de mexicanos se quedarán sin pensión debido al número de semanas obligatorias para jubilarse.

Además, más de 50% de los trabajadores a nivel mundial están en el sector informal. En México hay 14.1 millones de personas en dicho segmento, 3% más frente al primer trimestre de 2016.

Te presentamos los factores detrás de la crisis, según el WEF:

1 Vivimos más de lo que el sistema puede resistir

Desde 1960 a 2015, los pagos en expectativa de vida han saltado de 5 a 8 años en promedio. La edad de retiro en países con los sistemas de pensiones más grandes —Estados Unidos, Australia, Reino Unido o Canadá— es de 65 años

“Esto significa que los sistemas de pensión ahora tienen que pagar beneficios dos o tres veces más de lo que estaban diseñados”, explica el WEF.

Por ejemplo, durante 1960 en Estados Unidos, tras el retiro, la expectativa de vida era de 4.8 años más. En 2015 subió 9 años, por encima de 80. Hacia 2050 la esperanza vital será superior a 85.

En México, la expectativa de vida se ubicó en casi 78 años para las mujeres y en casi 73 años para los hombres hasta 2016, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

2 Hay una brecha entre lo que ahorramos y necesitamos…

Aunque es difícil definir qué se considera un ingreso adecuado para el retiro, una suposición común es que necesitaremos menos dinero en el retiro del que usábamos cuando trabajamos.

Como actualmente vivimos más, la brecha entre lo que necesitamos y lo que hay disponible, incluso en países con sistemas desarrollados es una verdadera crisis.

Hay tres formas de recibir ingresos: subsidios gubernamentales, planes laborales para pensiones y ahorros personales.

75% de los compromisos gubernamentales para pensiones carece de fondeo, 24% del ahorro individual presenta un déficit, mientras que los compromisos pensionarios sin fondeo de las empresas es de 1%, según el documento del WEF.

3 … y crece de forma alarmante

El problema está empeorando para todos los países debido al crecimiento en la esperanza de vida.

Este problema deriva en el reto demográfico entre la población que envejece y los pocos trabajadores para sostenerla.

Durante 2015, la brecha económica entre los pensionados y trabajadores era de 70 billones de dólares, con un crecimiento anual de 5% hacia 2050, la cifra llegará a 400 billones.

Estados Unidos y China enfrentan los peores problemas, con 28 y 11 billones de brecha actualmente. y en 35 años ascenderá a 137 y 119 billones respectivamente.

4 El problema empeora para las mujeres

Y si la brecha no fuera un problema suficientemente grande, las mujeres enfrentan una situación aún peor.

A nivel mundial, el balance femenino de retiro es de entre 30 y 40% más bajo que el de los hombres.

“Los sueldos más bajos explican en parte este desequilibro, pero al empatarlos con mayores expectivas de vida para mujeres, estos pequeños equilibros deben estirarse por un periodo más largo de tiempo”..

Acciones, ahora

-La política puede fácilmente ignorar el futuro, pero como puntualiza el WEF, esto hará que las personas paguen un precio masivo.

-Por lo tanto, el organismo presenta las siguientes cinco medidas para enfrentar esta crisis y comenzar a resolverlas

-Una revisión nacional de la edad de retiro

-Facilitar el ahorro para todos con ayuda de tecnología y sistemas automáticos donde sea necesario

-Apoyo para facilitar la alfabetización financiera, comenzando por escuelas y grupos vulnerables

-Entregar información clara para cada pilar del sistema pensionario y los beneficios que esto traerá

-Estandarizar y actualizar información de pensiones y entregarla a los ciudadanos para que tengan un panorama más completo de su situación financiera.

Fuente: