Dan premios Ariel mensaje de esperanza

#

Cd. de México (junio 2018).- "No se puede salir a filmar con miedo. Exigimos que el Estado sea garante de la seguridad de todos los mexicanos", sentenció el cineasta Ernesto Contreras, director de la Academia Mexicana de las Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), durante la ceremonia 60 del Ariel, celebrada esta noche en el Palacio de Bellas Artes.

El realizador de Sueño en Otro Idioma, la máxima ganadora de la noche con seis premios, vivió en su primer año al frente de la AMACC una de las galas más politizadas, en la que el clima de violencia y marginación a los ciudadanos y a la misma cinematografía fue el principal tema sobre la mesa.

El incendio de la guardería ABC, el desamparo del cine nacional frente al extranjero, la violencia del país y la desaparición de los estudiantes Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, tomaron el escenario en varias ocasiones.

En representación de la juventud, los estudiantes Lucía Bello, Mónica Ruiz e Ignacio Rosas Landa, ofrecieron un discurso al que siguió un minuto de sepulcral silencio.

"Es un dolor desbordante producido por una guerra declarada desde nuestras instituciones pero cuyos funcionarios juegan en bandos indefinidos", dijeron.

Incluso Juan Ramón López, la Revelación Masculina del año por su impactante interpretación en la cinta Vuelven, sobre un grupo de niños cuyos padres murieron como bajas del crimen organizado, recordó a los estudiantes con una camiseta que rezaba "No son 3, somos todos", y aportó un mensaje de esperanza.

"La vida sigue a pesar de las altas y las bajas. Siempre hay una oportunidad para todos y todos vamos a ser grandes", dijo al recibir su galardón.

Ernesto Contreras destacó la importancia de tener una mirada propia y urgió a defender el derecho de las audiencias de ver su producción nacional, en un país en el que el 72% de la población no tiene acceso al cine.

Señaló que es necesario revisar reglamentaciones como la ley de cinematografía y el Tratado de Libre Comercio.

Gael García asistió a la ceremonia y aportó un toque de humor antes de presentar el premio a Largometraje Documental.

"No se preocupen, no voy a cantar", expresó antes de anunciar como ganadora a La Libertad del Diablo, de Everardo González.

El cineasta en la que retrata los estragos del narcotráfico, defendió la labor de registrar la realidad del país a través del cine y dedicó el premio al fallecido documentalista Eugenio Polgovsky.

"México no sólo es eso. También tiene sus playas, sus olmecas, sus mayas, pero también tiene sus desaparecidos, sus secuestros, sus niños reclutados para las filas del ejército y sicariato.

"Este es el cine que le tocó a mi generación filmar", dijo González.

En la recta final, la competencia quedó muy cerrada, pues La Región Salvaje se llevó cinco estatuillas, incluida la de Dirección para Amat Escalante, mientras que Sueño en Otro Idioma fue reconocida como Mejor Película.

"Se acumulan las injusticias, las atrocidades, estamos enfermos. Ojalá nos curemos pronto", dijo Escalante al recibir su premio.

Con una historia sobre dos hablantes de una lengua indígena a punto de desaparecer, Sueño en Otro Idioma cerró la noche con un mensaje de esperanza.

"Se hace mucho pero se tiene que hacer mucho más, dijo Contreras a propósito de las lenguas indígenas y recordó que quedan 68 de ellas en el País.

"Son 68 formas de decir 'te quiero, amor, gracias'. Muchas gracias", agradeció.

Fuente: Reforma

Compartir.