Dejan en Los Pinos despacho a Romo

#

El jefe de Gabinete de Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Romo, será quien aproveche parte de las oficinas alojadas en Los Pinos.

Personal que resguarda la ex Residencia Oficial, así como funcionarios de la Presidencia anterior, afirmaron que el empresario regiomontano visitó las instalaciones en varias ocasiones antes del 1 de diciembre y les aseguró que ahí estaría su despacho.

Se trata de la torre más nueva al interior del recinto, conocida como Guardias Presidenciales y construida en 2014, la cual no armoniza con el resto de los edificios porque es de tres pisos y de espejos, mientras que los demás son de concreto pintado de blanco y madera.

La construcción cuenta con una terraza, que funciona como restaurante, y un sótano, el cual evitaba que los funcionarios tuvieran que trasladarse a los estacionamientos exteriores.

El edificio está ubicado en una de las esquinas de las 13 hectáreas que conforman la ex casa presidencial. Ahí se encontraban la Oficina de la Presidencia, la de Estrategia Digital y las coordinaciones de Asesores, Política y Gobierno, por lo que en él laboraban alrededor de 150 empleados.

Debido a que el entonces Mandatario Enrique Peña Nieto transformó la casa Miguel Alemán de oficinas a residencia, las áreas que ahí estaban fueron reubicadas y se determinó que era necesario construir un nuevo edificio para albergarlas.

Sus puertas fueron cerradas la noche del 30 de noviembre y serán reabiertas esta semana cuando llegue el equipo del Presidente López Obrador; por ello precisamente está prohibido que el público acceda a esa zona.

La apertura de Los Pinos dejó al descubierto el sinfín de oficinas en su interior.

Sin embargo, para la Presidencia no eran suficientes, por lo que construyeron nuevos espacios.

En 2014 también se decidió ampliar el llamado edificio Bicentenario, donde estaba la Secretaría Particular de Peña, así como la Vocería y la sección novena y octava del Estado Mayor Presidencial.

Además, en la casa Miguel de la Madrid se reubicó con muebles nuevos y tecnología de punta el Salón Presidentes, donde sesionaban Peña y su Gabinete.

En 2015, se creó un estudio de televisión y para equiparlo se invirtieron 7 millones de pesos, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación.

Tanto el estudio como la cabaña uno, que funcionaba como oficina de la ex Primera Dama Angélica Rivera, de dos pisos, prácticamente siempre lucían vacíos.

De acuerdo con la Presidencia, no existen nuevas construcciones, y el único registro de recursos invertidos son 34 millones 593 mil pesos en "mantenimiento y conservación".

El nuevo Gobierno podrá decidir si los edificios al interior del ahora recinto cultural, que eran usados como oficinas, se mantienen. Tal es el caso de la casa Benito Juárez, anexa a la Adolfo Ruiz Cortines, donde vivían las hijas de Fox, y la sala de prensa.

Asimismo, les corresponderá definir el futuro del edificio Molino del Rey, que era la base del extinto Estado Mayor Presidencial (EMP) y que, por lo general, no era utilizado.

Priva desconocimiento

La Residencia Oficial de Los Pinos fue abierta al público, pero las actividades que ahí realizaban los Presidentes siguen siendo un secreto.

Miles de visitantes recorrieron este fin de semana cuatro de los 17 edificios construidos al interior del recinto e hicieron muchas preguntas sobre el uso de los inmuebles; sin embargo, los guías responden cosas erróneas, a medias o indican que no existe información al respecto.

En el sótano, Javier Hurtado cuestionó para qué era un espacio de considerables dimensiones con castillos en el centro, y el voluntario de la Secretaría de Cultura respondió que era un área de esparcimiento.

Otro visitante insistió sobre el tipo de equipos que tenían ahí, a lo que dijo: "quizás tenían maquinitas de juegos tipo Las Vegas porque hay muchos enchufes".

En tanto, en la casa Lázaro Cárdenas negaron que en el piso de arriba estuviera el despacho del Presidente Peña, cuando en realidad el Mandatario pasaba la mayor parte de su tiempo en dicho lugar.

Fuente: Reforma.

Compartir.