Eliminar comisiones bancarias sería contraproducente: Cofece

#

Ciudad de México. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) advirtió que eliminar las comisiones bancarias sin realizar antes un análisis técnico - económico previo de cada una, “podría generar efectos contraproducentes” a los que se pretenden lograr con la iniciativa que Morena presentó en el Senado de la República, como mayor concentración en el mercado bancario, inhibir la entrada de otros participantes y el incremento de los bancos en otros cobros que hacen a sus clientes para recuperar lo que pierdan por la prohibición de algunos rubros.

El organismo antimonopolios recomendó al Senado solicitar al Banco de México (BdM) un estudio de cada una de las comisiones bancarias consideradas en la iniciativa con Proyecto de Decreto en la que se adicionan diversas disposiciones de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y de la Ley de Instituciones de Crédito en materia de comisiones bancarias (Iniciativa).

Así, en “caso necesario”, el BdM debe emitir “las medidas regulatorias específicas que permitan atender las fallas de mercado que pudieran identificarse, sin distorsionar indebidamente la competencia”.

No obstante, la Cofece también destacó que desde hace 4 años hizo recomendaciones al Banco de México sobre comisiones bancarias en las que detectó “oportunidades para repensar su regulación”, pero que siguen vigentes y están incluidas la actual iniciativa de Morena, como las referidas al uso de cajeros automáticos y por el uso de Terminales Punto de Venta. Esas recomendaciones fueron hechas a partir del estudio sobre el mercado financiero que realizó la Cofece en 2014.

Refirió que el artículo 4 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros indica que el Banco de México “podrá solicitar la opinión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros o la Comisión Federal de Competencia Económica”.

Las advertencias y recomendaciones al Senado, forma parte de una “opinión” emitida por el pleno de la Cofece sobre las comisiones bancarias. Consideró que la iniciativa de Morena “abre la oportunidad para discutir y plantear, con base en un análisis objetivo y sustentado, medidas que permitan diseñar los mejores mecanismos de intervención y prever sus consecuencias”.

Cada comisión, insistió, amerita un análisis específico que permita identificar la mejor regulación posible, “ya sea para definir que es necesario establecer comisiones máximas, prohibirlas o, en su caso, que no es necesario regular o legislar”.

Sobre los riesgos que la Cofece advirtió de que la prohibición generalizada de las comisiones bancarias afectarán la competencia y eficiencia en el sector bancario, alertó que “los bancos intentarían recuperar las comisiones prohibidas por otras vías, incrementando otros cobros”.

Eso ocurrió, sostuvo, en 2010 cuando se prohibieron los cobros por retiro de efectivo, consulta de saldos, depósito en cuenta y pago de créditos en ventanilla y en cajeros automáticos del mismo banco, ya que paralelamente las instituciones aumentaron los precios por abrir una cuenta.

En cuanto a un incremento en la concentración de mercado, manifestó que eliminar cobros relacionados con el uso de infraestructura como sucursales o cajeros, favorecerá a los bancos que cuentan con las redes más grandes.

“Normalmente la cancelación de la comisión interna viene acompañada con un aumento importante por usar la infraestructura de otro banco y el no poder cobrar por el uso de la infraestructura dificultaría la expansión de la red de los nuevos participantes. Por ejemplo, cuando se prohibió el cobro de comisiones por operaciones en cajeros propios, los bancos con las redes más grandes fueron los que atrajeron más clientes”, detalló.

Por último, la Cofece consideró que prohibir las comisiones bancarias sin el análisis técnico - económico que recomienda, tendrá un impacto negativo en los incentivos para innovación y desarrollo tecnológico. “Si la regulación impide recuperar inversiones por este concepto, se afectaría la aparición de nuevos productos o de modelos de negocio innovadores”, puntualizó.

Fuente: La Jornada

Compartir.