​En las manos de mujeres, la esperanza de México

#

Por Marco Antonio Cortez Navarrete

La violencia, la corrupción y la extrema pobreza son tres de los más severos flagelos que afectan a la sociedad mexicana, en esto, considero, estamos de acuerdo la mayoría de los habitantes de este país.

Han sido muchos los gobiernos que han prometido abatir o cuando menos disminuir los indicadores en estos tres grandes temas, sin embargo, han fracasado.

En esta colaboración y analizando el anuncio de quienes integran el gabinete legal del gobierno estatal encabezado por Mauricio Vila, me vino a la mente algo que curiosamente está sucediendo en el sistema político mexicano: las mujeres están emergiendo como una alternativa seria para frenar los asesinatos de miles de mexicanos, la galopante corrupción y el rescate de millones de familias hoy abandonadas a su suerte en los famosos cinturones de miseria de las grandes ciudades y en las zonas rurales.

Veamos. En el próximo e inminente gabinete legal del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, destaca un buen número de mujeres, preparadas y experimentadas, comenzando con Olga Sánchez Cordero, en la secretaria de gobernación; Graciela Márquez Colín, Rocío Nahle, María Luisa Albores y Luisa María Alcalde, en las secretarías de Economía, Energía, Desarrollo Social y Secretaría del Trabajo y Previsión Social, respectivamente.

Además están Irma Eréndira Sandoval, como titular de la Función Pública; Alejandra Frausto, en Cultura y Josefa González Ortiz Mena, en la dependencia encargada por velar por el medio ambiente y los recursos naturales. Así de fácil, las mujeres están ya al mando de secretarías federales, las mismas que marcan el camino y el destino de México, claro, sin olvidar otras áreas nodales como Hacienda y Banco de México, por citar algunas y donde al parecer aún prevalece la presencia masculina.

En el ámbito legislativo podemos ver, según la prensa de circulación nacional, que, en el caso de la Cámara de Senadores, por vez primera las mujeres tienen ya en sus manos el 48 por ciento de las decisiones pues encabezan 22 de 46 comisiones de trabajo.

A lo anterior, luego entonces, podemos sumarle las recientes designaciones del gobernador Vila Dosal quien ayer dio a conocer que el 50 por ciento de su gabinete legal está conformado por mujeres profesionales. Equipo diferente y sin precedente, indicó el comunicado emitido por el equipo de prensa del jefe del ejecutivo estatal quien reiteró que sus colaboradores y él están listos para asumir el cargo y el honor de construir junto con todos los yucatecos un mejor estado.

María Fritz Sierra, secretaria de gobierno; Olga Rosas Moya, secretaría de Administración y Finanzas; Loreto Villanueva Trujillo, al frente de la Secretaria de Educación; Michelle Fridman, Turismo; Sayda Rodríguez Gómez, con la responsabilidad del Desarrollo Sustentable; Lizbeth Basto Avilés, Contralora General; y Erica Beatriz Millet Corona, al frente de la Secretaría de Cultura.

La lectura, para un servidor es muy clara, México, en estos momentos complejos y difíciles tiene en las mujeres, muy probablemente, la fórmula ideal para superar los múltiples problemas citados al inicio de este texto y salir adelante buscando esa tan anhelada paz que permita a la nación y al estado el fomento de actividades productivas que representan a su vez el desarrollo que tanto se desea para aspirar a mejores estándares y calidad de vida.

Será acaso el sexenio que inicia el primer y fundamental paso para tener finalmente la presencia de una mujer en la silla más importante de la nación; ¿en la presidencia de México?

El tiempo lo dirá, pero hoy los mexicanos han confiado en sus mujeres la oportunidad de acabar con el monstruo que ha puesto en jaque el destino de una gran cultura que sin duda merece más, mucho más.

Al tiempo - en breve lapso- comenzaremos a ver los resultados.

Hasta la próxima. 

Compartir.