Encarece tortilla en cuesta

#

Durante los primeros 10 días del año, el precio de la tortilla se ha mantenido estable respecto al cierre de 2017, pero ha sufrido incrementos en comparación con la pasada cuesta de enero.

Para estos primeros días el kilo ofrecido en las tortillerías del País tiene un precio promedio nacional de 14 pesos y en las tiendas de autoservicio de 10.5 pesos, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM).

Con esto, en tortillerías se alcanzó un encarecimiento de 9 por ciento en promedio y en tiendas de autoservicio el incremento fue de 5 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Aunque hay estados como Baja California Sur y Sonora donde, en tortillerías, alcanzó valores de 18 pesos por kilo, así como en Yucatán, donde fue de 17 pesos.

Sin embargo, en el mismo periodo del año anterior el promedio en México en tortillerías era de 12.8 pesos y en tiendas de autoservicio de 10 pesos.

Fue en abril del año pasado cuando el kilo, en las tortillerías del País, subió a 13.9 pesos y desde noviembre ya se uniformó a los 14 pesos.

Dicho valor se ha mantenido para este enero porque las autoridades propusieron una reunión con los comerciantes para apoyarlos en la reducción de sus costos de producción, ya que se tenía previsto que el kilo podía subir hasta 20 pesos.

De igual forma, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de este producto creció 6.83 por ciento el año pasado, respecto al 2016, es decir, fue mayor que la inflación de la economía mexicana, la cual fue de 6.77 por ciento, de acuerdo con cifras del Inegi.

No deberían registrarse aumentos en el precio de la tortilla, pues aunque ha habido alzas en los combustibles, el precio del maíz blanco, materia prima de este producto, ha registrado bajas, refirió Gerardo Noriega, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

Destacó que mientras al cierre de 2016 el precio de la tonelada de este grano fue de 4 mil 200 pesos, para diciembre del año pasado cayó a 3 mil 800 pesos.

Así que la industria de la tortilla compra el kilo del maíz en 3.8 pesos, sin embargo, de éste se pueden obtener 1.5 kilos de tortilla, explicó Noriega.

"El impacto es para los consumidores mexicanos, si vemos cuanto es el salario mínimo, entonces da la casualidad que el impacto que le estás haciendo en la clase social más vulnerable, en cuanto a ingreso, es bastante fuerte, así que estás castigando de manera intensa al campesino y estás castigando al consumidor final", concluyó el investigador.

Señalan investigadores que el precio de la tortilla no debía subir, pues aunque ha habido alza en los combustibles, el precio del maíz blanco, materia prima de este producto, ha registrado bajas.

Fuente: Reforma.

Compartir.