Explora un laberinto en Amecameca y, de paso, ve por tu arbolito

#

En las faldas de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl encontrarás un vivero para ir a cortar tu propio arbolito: es el Bosque de los Árboles de Navidad, en el pueblo de Amecameca.

Hay más de 450 mil pinos a elegir. Si piensas que lastimas el bosque por cortar uno, estás equivocado: la actividad es 100% sustentable, ya que se conserva parte de su tronco para generar otro ejemplar. A su llegada, los visitantes reciben una plática sobre la conservación de los pinos y los trabajos de manejo ambiental que hace el vivero. Después, son internados en el bosque para elegir su arbolito.

A escasos kilómetros, puedes visitar Hacienda Panoaya, donde vivió Sor Juana Inés de la Cruz. Hay un laberinto de cedros. Si no logras salir, solo grita ¡me doy! y un guía te rescatará. También encontrarás tirolesas, un aviario, lanchas con pedales y un taller de quesos artesanales.

El Bosque de los Árboles de Navidad está en el kilómetro 53.5 de la carretera México-Amecameca.

Hacienda Panoaya está en el kilómetro 58 de la misma carretera. Entrada: 79 pesos.

www.haciendapanoaya.com

 aamecameca9_0.jpg

Fuente: El Universal.

Compartir.