Gestión de Ramírez Marín beneficia a pescadores yucatecos

Por / hace 2 mess
#

Con un techo financiero de 12 millones de pesos, el FIRA-Banco de México y el Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), pusieron en marcha un programa de apoyo para la reparación y mantenimiento de motores fuera de borda que beneficiará a 780 pescadores de la costa oriente, centro y poniente de Yucatán.

Se trata de un innovador esquema de financiamiento de ambas instituciones, mezcla de créditos y apoyos a partes iguales fruto de las gestiones del diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín para reactivar la flota ribereña, darle vida útil por cuatro años más a 300 embarcaciones del sector social, impulsar la pesca y mejorar los ingresos de los pescadores.
En reunión celebrada en el puerto de San Felipe, encabezada por el director general del FIRA, Rafael Gamboa González, y el delegado del INAES en Yucatán, Carlos Salomón Barbosa, los funcionarios entregaron los primeros apoyos a socios de seis agrupaciones afiliadas a la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Zona Oriente de Yucatán y la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente del Estado de Yucatán.
En el evento, Gamboa González destacó la cristalización de este programa impulsado por Ramírez Marín, a quien consideró como pieza clave para convencer tanto al FIRA como al INAES de que este esquema bipartita de crédito y apoyo será exitoso con la participación y el respaldo de las federaciones de cooperativas de pescadores.
“Es de reconocerle que nos haya podido ligar con ustedes y establecer este proyecto que trabajaremos en alianza con el INAES”, recalcó el director general del FIRA.
“Esto, sin duda alguna, les permitirá generar más ingresos a sus familias que es lo que al final buscamos todos”, expresó el funcionario federal.
Por cuestiones de agenda, Ramírez Marín no pudo asistir al arranque de este programa pionero en el país, que podría ser replicado en otras partes del litoral mexicano.
Hace unos meses, cuando se anunció el programa, el legislador yucateco recalcó que, independientemente de que se gestionen otros apoyos como el de la sustitución de motores y embarcaciones, este programa de reparación y mantenimiento representa una opción para dejar en buen estado las embarcaciones, ahorrar costos de combustible, salir a pescar en condiciones más seguras y, sobre todo, mejorar el ingreso de los pescadores y sus familias.
En la reunión en San Felipe, Diego Rodríguez Guerrero, coordinador de proyectos del INAES, explicó que este programa funcionará con un crédito de hasta 30 mil pesos por parte del FIRA, a una tasa blanda (1.5% mensual), y una aportación igual por parte del INAES que, al ser recuperada, se convertirá en un fondo revolvente que se quedará para las propias cooperativas.
El funcionario indicó que estarán trabajando con seis cooperativas, dos que pertenecen a la Federación del Centro-Poniente y cuatro cooperativas de la Federación del Oriente.
En total se beneficiarían a 780 socios, generando 2,340 empleos que serán para los municipios de Progreso, Dzilam de Bravo, San Felipe, Rio Lagartos y la comisaría de El Cuyo, que pertenece a Tizimín.
Rodríguez Guerrero destacó que esta estrategia del Proyecto de Rehabilitación de Motores fuera de borda no lo tienen otras instituciones como la Sagarpa, la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) o la Secretaría de Economía.
Señaló que la idea es que sean reparados los motores de 2 y 4 tiempos que tienen un costo aproximado de 50 mil pesos, ya que adquirir un motor nuevo tiene un costo de $247,000 y esa cantidad no está al alcance de los pescadores.
A este evento asistieron Pastor Contreras Avilés, presidente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Zona Oriente de Yucatán, y José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente del Estado de Yucatán.