Inmobiliarias ganan millones con predios regalados en gobiernos de AMLO y Ebrard

#

Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia de la República por Morena, cedió terrenos a cambio de vialidades que hoy albergan condominios lujosos en Santa Fe, cuyos departamentos se venden en millones de pesos e, incluso, se rentan en dólares. Por su parte, su sucesor y hoy coordinador de Morena en la primera circunscripción electoral del país, Marcelo Ebrard, privilegió la venta de predios con un costo mucho menor a su valor real, con lo cual benefició a las mismas constructoras que el tabasqueño.

Se trata de cuatro predios. El primero es el R42, que originalmente fue expropiado para erigir en éste el penal poniente, pero al final fue sede de Cumbres Santa Fe, un complejo inmobiliario que cuenta con cuatro tipos de desarrollos, cuyos departamentos se venden de 11 a 26 millones de pesos, según portales inmobiliarios.

Dicho terreno, de 42 hectáreas, fue permutado por la construcción de la vialidad Carlos Lazo entronque Centenario. Ésta tuvo un costo de mil 219 millones de pesos para la ciudad, pero los 954 departamentos que en conjunto conforman Cumbres de Santa Fe valen 15 mil 598 millones de pesos; es decir 14 veces más que el monto invertido en la vialidad.

Cumbres de Santa Fe, ubicado en Avenida de los Poetas número 100, se encuentra los edificios Basalto, Cañada Cumbres, Tres Cumbres, Encinar Cumbres y la Casa Club (un deportivo exclusivo para los residentes de dichos complejos), así como terrenos para venta por hasta 49 millones de pesos; todos se encuentran a las orillas de los puentes de los poetas. Los departamentos del primer inmueble tienen vista a la cañada y a la ciudad y cuentan con acabados de lujo; los del segundo cuentan con gimnasio; los terceros tienen bosque propio y el Encinar es el más exclusivo, con 42 mil metros de bosque privado, alberca y departamentos con tecnología LED.

La segunda entrega de terrenos a cambio de vialidades consta de tres predios (Tramos I y II y Módulo 4 en Álvaro Obregón), cedidos con el objetivo de construir la ampliación del Eje 5 Poniente, de Prolongación San Antonio a Rómulo O´Farril. Ésta tuvo un costo de 849 millones de pesos, pero los predios que permutó López Obrador actualmente valen dos mil 144 millones de pesos.

Estos cuatro predios fueron cedidos a dos empresas inmobiliarias: CAABSA y Grupo Copri, que se encargaron de construir ambos proyectos, tanto la vialidad Carlos Lazo entronque Centenario, como la ampliación del Eje 5 Poniente.

CAABSA (junto con Constructora ATCO) se fusionó en 2015 con Grupo Copri, y éstas resultaron ser las empresas consentidas de Marcelo Ebrard. Incluso Copri es considerada como la empresa reina de Santa Fe, pues no sólo ha construido inmuebles, sino que algunos de sus accionistas habitan en la zona, en residencias de gran plusvalía.

Grupo Copri, ATCO y OHL obtuvieron la concesión de la Supervía Poniente (2006-2012), la vialidad de cuota construida durante su administración al frente del Gobierno capitalino. Dicha concesión se otorgó por 30 años, pero es un asunto clasificado.

Todos los terrenos fueron previamente expropiados, práctica que aumentó en la administración del político tabasqueño López Obrador, toda vez que concretó 677 procesos; es decir, cuatro veces más que las 119 expropiaciones efectuadas en la gestión de Cuauhtémoc Cárdenas y Rosario Robles.

Fuente: 24 Horas

Compartir.