Lidera México en pacientes desnutridos

#

Un 92 por ciento de los pacientes mexicanos hospitalizados en terapia intensiva sufre de desnutrición moderada a severa, advierte una investigación realizada en ocho países latinoamericanos.

México se sitúa casi 20 por ciento arriba del promedio de hospitalizados desnutridos en América Latina, que es de 75 por ciento, revela el estudio "Prácticas Clínicas Actuales de Nutrición en Pacientes en Estado Crítico en Latinoamérica: Estudio Observacional Multinacional", realizado con base en la iniciativa "Unidos por la Nutrición Clínica" de la farmacéutica Fresenius Kabi.

En el País participaron 129 pacientes de más de 10 Unidades de Terapia Intensiva y en la región se consideraron a poco más de mil pacientes de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá y Perú.

De acuerdo con el análisis, esto se debe a que en los hospitales existe un manejo inadecuado de las necesidades nutricionales de estos pacientes, que, por su condición, tienen mayores requerimientos alimenticios.

El problema es que los pacientes que se desnutren en terapia intensiva tienen mayor riesgo de morbimortalidad, advierte Vanessa Fucks, jefa de Servicio de Nutrición Clínica del Hospital General de México.

"Tienen mayor riesgo de infecciones, de tiempo de estancia hospitalaria y de readmisión, además de que tienen una muy pobre cicatrización de heridas", precisa la especialista, quien participó en esta investigación.

La experta indica que los pacientes no reciben a tiempo el soporte nutricional que requieren porque los médicos están centrados en atender lo crítico.

Menciona que, por ejemplo, pacientes que estaban recibiendo nutrición enteral tenían diarrea, por lo que no se nutrían adecuadamente.

"(Los médicos) estaban insistiendo en darles nutrición enteral (técnica de soporte nutricional que consiste en administrar los nutrientes directamente en el tracto gastrointestinal mediante sonda), aunque tuvieran diarrea.

"A muy pocos se les ocurría agregar una parte de nutrición endovenosa, es decir, ponerle un catéter y darle un 30 por ciento de su requerimientos vía endovenosa y 50 por ciento vía enteral, por ejemplo. Se pasan muchos días sin que se cubra su requerimiento al 100 por ciento", detalla.

Según el estudio, los pacientes que recibían una combinación de nutrición enteral y parenteral tenían menos probabilidades de sufrir deficiencias calóricas y proteicas.

La falta de insumos o el temor de infecciones son otras razones por las que los médicos no recurren a la vía endovenosa, afirma.

La investigación halló que el 47.6 por ciento de los pacientes padecía deficiencia proteica y el 40.3 por ciento, deficiencia calórica.

La especialista advierte que la desnutrición en hospitales es una patología que no está reportada.

"Regularmente en los hospitales se reporta cuántos casos de neumonía, cuántos casos de cáncer... pero no se reporta cuántos con desnutrición.

"El objetivo del estudio fue decir: 'Hay desnutrición hospitalaria, hay desnutrición en terapia intensiva y no se está cubriendo la necesidad en la nutrición, en este tipo de pacientes, y si no se cubre estos pacientes van a salir súper desnutridos'", dice.

La investigadora alerta que no todos los hospitales cuentan con servicios de nutrición clínica.

"En el (Hospital) General ya lo tenemos; nos ha costado 15 años", dice.

Fuente: Reforma.

Compartir.