“Los candidatos son analfabetos ambientales”: poeta Homero Aridjis

#

Homero Aridjis está azorado por el completo desinterés que en materia de medio ambiente, ecología y cultura muestran los candidatos a la Presidencia y los que contienden por la Ciudad de México. El poeta, ambientalista y diplomático asegura que lo único que percibe es una pobreza de propuestas, una omisión brutal de afrontar las problemáticas y un analfabetismo ambiental en todos los políticos.

“No sé si es la ignorancia o la indolencia de los gobernantes, yo lo llamo un acto de corrupción moral, una omisión moral muy grave que no estén contemplando a México como el país permanente que es, que no es solamente un país de ayer, de la última elección, de la que vendrá mañana sino que es un país histórico con problemas ambientales graves”, señala el intelectual, considerado uno de los líderes ambientalistas más importantes de América Latina.

El fundador del Grupo de los Cien en 1985, asociación dedicada a la protección ecológica y a la defensa de la biodiversidad en México y en América Latina que congregaba intelectuales como Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Rufino Tamayo y Leonora Carrington, entre otros, afirma que no ha habido un sólo candidato que mencione el medio ambiente aunque México está en un estado de desastre ambiental.

¿Hay propuestas ambientalistas de los candidatos a la Presidencia?

Cada seis años, cuando hay elecciones, es una reflexión sobre lo que ha hecho el gobierno que se va y los que pretenden gobernar al país, qué es lo que proponen; lo que encuentro es una enorme pobreza en el concepto de medio ambiente, es decir, no ha habido un solo candidato ahora que mencione el medio ambiente aunque México está en un estado de desastre ambiental. Tenemos mares, lagos y ríos contaminados, una terrible deforestando, de las peores en muchos años, hay mucho tráfico de fauna. Tenemos en la ciudad una terrible contaminación; desde hace años no se publican los niveles de contaminación. Cuando estaba al frente del Grupo de los Cien, todos los días conseguíamos los reportes de contaminación y se medían las contingencias ambientales, se tomaban medidas: que si los niños debían ir a la escuela o no; fue en el gobierno de Salinas donde hubo mayor actividad en torno al medio ambiente, luego, con Zedillo, menos; bajo Fox, cero; bajo Calderón, cero; y con Peña Nieto, también muy bajo.

¿Ningún candidato tiene interés en el medio ambiente?

Entre las propuestas políticas no aparece el medio ambiente, es terrible; ¿a dónde vamos en materia de salud?, ¿qué país vamos a dejar a los niños, a las nuevas generaciones?, ¿en qué estado se encuentra México y cuál es la propuesta? Vamos como a la deriva, no hay un proyecto ecológico actual, no hay una propuesta ambiental por parte de los candidatos y estamos enfrentado también el cambio climático. Tenemos en la Ciudad de México un tráfico monstruoso que también es responsable del cambio climático y ya se nos está haciendo como natural estar enjaulados en un carro y que no se haga nada un día tras otro. Ya estamos en un tráfico a todas horas y en todas partes y no hay una política.

¿Los candidatos a la Ciudad de México tampoco tienen propuestas?

Me extrañan mucho los que pretenden gobernar la ciudad; no hay ninguna propuesta ecológica, cero, entonces digo: son analfabetos ambientales, para decirlo con toda claridad, igual los candidatos a la Presidencia. Me extraña que no haya una política sobre el medio ambiente de ningún candidato y, sobre todo, los de la ciudad, ninguno de ellos ha expresado opinión sobre el medio ambiente aun cuando amanecemos con contaminación, nos acostamos con contaminación, el agua está envenenada, tóxica, sucia, y luego el aire impuro, hay 6 millones de carros todo el tiempo funcionando, hay pésimo transporte público, desperdicios de recursos.

Es de una gran omisión, a mí todavía me tocó ser invitado a foros de cultura, no porque fuera a resolver nada, pero me tocó bajo Echeverría, López Portillo, Miguel de la Madrid, organizaban foros sobre cultura, sobre medio ambiente.

¿Será por ignorancia o negligencia que omiten el tema?

No sé si es la ignorancia o la indolencia de los gobernantes, yo creo que es un acto de corrupción moral, una omisión moral muy grave que no estén contemplando a México como el país permanente que es, que no es solamente un país de ayer, de la última elección, del que vendrá mañana, sino que es un país histórico en la cultura y en el medio ambiente.

¿Alguno de los candidatos lo ha convocado a alguna reunión?

No, pero lo grave es que no hayan expresado interés en una problemática de gran importancia como es el medio ambiente, que son las esferas de la vida y el sustento futuro de nuestros niños. ¿Qué país vamos a dejar a las generaciones futuras en materia de cultura?

¿Si lo convocaran, qué les diría?

Que hay que pensar en el medio ambiente porque son las esferas de la vida, hay que tener una política ambiental porque es la política de la vida en México, es la política de la naturaleza; debemos tener agua limpia, aire puro, alimentos sanos, una tierra fértil, libre de contaminantes; que el agua, sobre todo, es el oro azul del futuro. Deben entender que el medio ambiente no es una cosa estética —yo lo llamo poética, porque amo la poesía y la naturaleza— que tiene que ver con la vida. Omitir el medio ambiente en las campañas me habla muy mal de los candidatos, no piensan en el medio ambiente, en el agua, el aire, los alimentos, en prohibir los pesticidas.

Pero también está la literatura ¿Sus libros El testamento del dragón (Alfaguara) y La poesía llama (FCE) son un recuento de vida?

Tengo 78 años y me he propuesto hacer tres libros importantes antes de los 80, es una obligación conmigo mismo, un proyecto literario y cultural que me viene de adentro. El testamento del dragón (Alfaguara) es un legado, un testamento legal, moral, espiritual, poético. He querido que sea un testamento de mi vida casi biológica, espiritual y de todo sentido, también literario, los libros que me interesaron, desde Rilke, Dante, Shakespeare, los poetas. Es un libro que me costó más de 15 años de elaboración. Estos poemas me han costado muchos años, así se va haciendo la poesía, a través de los años.

¿Y el tercer libro ya lo escribe, aparece México?

Lo estoy escribiendo, va a ser una novela que he trabajando desde hace varios años. Pasa aquí en México. Soy un hombre que no sale de su pueblo: Contepec, Michoacán, donde pasé mi infancia, y también de la Ciudad de México, donde crecí. Son el centro, soy muy leal a mí mismo, en mis propias experiencias. He vivido en muchos lugares pero he dicho que cada vez que sueño, sueño en el mismo lugar, casi en el pueblo que nací, uno se va a soñar al lugar de donde es, es lo que yo llamo la cuna de los sueños, donde vivió uno con sus padres, son los paisajes interiores los que le dejan las experiencias oníricas.

Compartir.