María Fritz destaca la disminución de la brecha entre el norte y el sur de Mérida

#

La alcaldesa María Fritz Sierra hizo un reconocimiento al trabajo que realizan los empleados de las direcciones de Desarrollo Humano y Desarrollo Social, cuyo papel ha sido fundamental para reducir la brecha entre el Norte y el Sur, uno de los objetivos de esta administración.

Durante una visita al edificio que alberga ambas direcciones, María Fritz platicó con trabajadores y ciudadanos que se encontraban en ese momento realizando trámites, a quienes reiteró que el Ayuntamiento que encabezará durante siete meses seguirá con la política de puertas abiertas que puso en marcha el alcalde con licencia Mauricio Vila Dosal.

La presidenta municipal recorrió cada uno de los departamentos de esas direcciones, donde saludó a sus titulares y a la mayoría de los trabajadores. La funcionaria conoció de primera mano la labor que realiza cada uno de los trabajadores, así como el tiempo que tienen laborando en el Ayuntamiento.

—El trabajo que ustedes han realizado es en buena medida el que ha permitido que Mérida sea lo que es hoy: la mejor ciudad para vivir —puntualizó—. Nosotros, quienes encabezamos la administración, somos temporales, pero el trabajo de muchos de ustedes ha sido permanente, con muchos años ya de servir a los meridanos.

Como parte de la visita, la alcaldesa se reunió con empleados que tienen más de 20 años de antigüedad laboral. En el caso de los que reúnen este requisito en Desarrollo Social, la funcionaria escuchó varias anécdotas sobre las mayores satisfacciones que han tenido laboralmente.

No faltaron los testimonios emotivos sobre la entrega de apoyos y ver cómo se logra cambiar la vida de las personas.

También le informaron de algunos proyectos que están en marcha, como el de cultivo de tomate y cría de abejas meliponas en comisarías como Xcunyá, a través de los cuales se involucra a la comunidad y se logra también que mejoren sus ingresos económicos.

La directora de Desarrollo Social, Cecilia Patrón Laviada, también recordó que por medio del programa “Urdiendo esperanzas” se logra un doble propósito: ayudar a las personas que más lo necesitan, pero también promover que siga viva la tradición del urdido de hamacas.

—Nuestra idea fue no sólo dar un apoyo que les sea útil, sino también ofrecer cursos de urdido, de manera que no se pierda esta actividad que ha dado fama a Mérida —indicó.

La alcaldesa exhortó a todos los trabajadores a mantener el intenso ritmo de trabajo y a no bajar la guardia hasta la conclusión de esta administración.

—El licenciado Mauricio Vila nos dejó bien encarrilada toda la labor que se requiere para seguir disminuyendo la brecha entre el norte y el Sur, para ayudar a quienes menos tienen y más lo necesitan y eso no podemos lograrlo las autoridades en solitario, ya que el trabajo de ustedes es fundamental —expresó.

En la visita también acompañaron a la alcaldesa el director de Desarrollo Humano, Asís Cano Cetina; el coordinador de Política Comunitaria, Víctor Hugo Lozano Poveda, y los regidores Dafne López Osorio, Leonardo Parra Canto, Milagros Romero Bastarrachea y el secretario municipal, Arturo Sabido Góngora.

Compartir.