Miles de catequistas unidos para el crecimiento de la Pastoral Social en la Provincia Eclesiástica de Yucatán

#

“La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era común entre ellos” (Hech. 4, 32).

Los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Yucatán, reunidos en asamblea pastoral nos dirigimos a los fieles de nuestras Iglesias Particulares, y a nuestros sacerdotes, diáconos y consagrados.

Queremos impulsar el crecimiento de la Pastoral Social en nuestras Iglesias, de manera que la fe no sólo se predique en la catequesis y en la homilía, y se celebre en la liturgia, sino que también sea testimoniada en las obras de justicia y solidaridad. Aunque entre nosotros abundan las obras de asistencia social, queremos que se desarrollen todas las dimensiones de esta Pastoral y la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, especialmente con la participación de los jóvenes.

“… existe una idea muy generalizada de que la Pastoral Social es tarea sólo para algunos pocos en la Iglesia. Para muchas comunidades la Pastoral Social es una pastoral “especializada” a la que están llamados sólo algunos creyentes. No alcanzan a comprenderla como una dimensión ineludible de la vida cristiana que implica a toda la comunidad” (cf. P. Pablo Héctor González Alarcón MSpS: Manual básico del Promotor de Pastoral Social, p 7).

El Concilio Vaticano II en la Constitución Pastoral “Gaudium et Spes” y la Conferencia del Episcopado Mexicano en la carta Pastoral “Del Encuentro con Jesucristo a la Solidaridad con Todos”, reconocían cómo muchos católicos viven un divorcio entre la fe y la vida diaria, pensando que el compromiso social es algo ajeno a su fe; esto debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época” (cf. GS 43; EJST 42) motivo por el cual los obispos de Latinoamérica nos urgen a trabajar para eliminar la separación entre la fe y el compromiso social (cf. Pue 28).

“No se trata tan sólo de vencer el hambre, y ni siquiera de hacer que retroceda la pobreza. La lucha contra la miseria, aunque es urgente y necesaria, es insuficiente. Se trata de construir un mundo en el que cada hombre, sin exclusión alguna por raza, religión o nacionalidad, pueda vivir una vida plenamente humana, liberada de las servidumbres debidas a los hombres o a una naturaleza insuficientemente dominada; un mundo, en el que la libertad no sea palabra vana y en donde el pobre Lázaro pueda sentarse a la mesa misma del rico. Ello exige a este último mucha generosidad, numerosos sufrimientos espontáneamente tolerados y un esfuerzo siempre continuado.” (Paulo VI; Populorum Progressio 47)

Atendiendo estas consideraciones, la Provincia Eclesiástica de Yucatán adopta el siguiente objetivo para el bienio febrero 2018-enero 2020:

“Fortalecer las estructuras de la Pastoral Social a nivel Provincial, impulsando el trabajo conjunto desde cada una de sus dimensiones, para la promoción humana integral en la construcción del bien común, que conduzca al encuentro con Cristo y con los hermanos.”

Para lograr este objetivo se propone las siguientes acciones:

1. Formar, organizar y fortalecer las Comisiones Diocesanas de Pastoral Social – Cáritas con todas sus dimensiones, según las necesidades de cada diócesis.

2. Constituir Equipos Parroquiales de Pastoral Social-Cáritas, tomando como base: El Manual básico del Promotor de Pastoral Social (cf. P. Pablo Héctor González Alarcón MSpS: Manual básico del Promotor de Pastoral Social).

3. Despertar la conciencia de la Transversalidad de la Doctrina Social de la Iglesia en toda la acción pastoral de nuestras Iglesias Particulares, poniendo especial atención en el cuidado de la Casa Común, tomando como base la Encíclica Laudato Si´ del Papa Francisco.

4. Involucrar a las universidades católicas o afines para colaborar con ellas en la consecución de objetivos comunes.

5. Favorecer espacios de diálogo, reflexión y oración, para la construcción de la democracia, consolidar los procesos de transición democrática en un ambiente de paz, lograr un verdadero desarrollo social y participación ciudadana en un clima de compromiso fraterno y solidario en nuestra provincia.

Exhortamos a todo el Pueblo de Dios a asumir estas líneas de acción de la Pastoral Social para animar con ellas la Pastoral de Conjunto.

Que Santa María de Guadalupe, Reina de la Paz, nos ayude a ser verdaderos discípulos de Jesucristo, ciudadanos responsables y promotores de justicia y de paz, para que en Él nuestro pueblo tenga vida digna.

Mérida, Yucatán. 9 de febrero de 2018.

Obispos de la Provincia Eclesiástica de Yucatán

+ S. E.R. Gustavo Rodríguez Vega, Arzobispo de Yucatán.

+ S. E. Mons. Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, L.C., Obispo-Prelado de Cancún Chetumal.

+ S. E. Mons. José Francisco González González, Obispo de Campeche.

+ S. E. Mons. Gerardo de Jesús Rojas López, Obispo de Tabasco.

+ S. E. Mons. Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz, Obispo Auxiliar de Yucatán.

+ S.E.R. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, Arzobispo Emérito de Yucatán.

Compartir.