"¡No les voy a fallar!", afirma el senador electo por Yucatán al recibir su constancia de mayoría

#

Concluido el cómputo oficial y la declaración de validez de la elección, Jorge Carlos Ramírez Marín y su compañera de fórmula Verónica Camino Farjat se convirtieron este día en senadores electos por Yucatán, avalados por el Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los candidatos del PRI-PVEM-Nueva Alianza arrasaron en la contienda por el Senado al obtener 428,056 votos, dejando atrás por 45,002 votos a los candidatos del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano y de 122,492 a los de Morena-PT-PES.

Ramírez Marín y Camino Farjat recibieron su constancia de manos del presidente del Consejo Local del INE, Fernando Balmes Pérez, que los acredita como ganadores de los comicios.

El senador electo estuvo acompañado de su esposa María Elena Granados Castellanos y su hijos Guillermo y Silvia, y de su suplente, el empresario Jorge Habib Abimerhi. Verónica Camino acudió acompañada de su madre Verónica Farjat Sánchez, y su suplente Marena López García.

Ante cientos de simpatizantes, tras recibir su constancia y en medio de porras y aplausos, el senador electo salió del INE y se subió a una camioneta equipada con sonido desde donde dirigió un mensaje.

Lo primero fue agradecer al pueblo yucateco la confianza depositada en esta votación mayoritaria a favor de la alianza Todos por México y afirmó que lo que sigue es trabajar más fuerte para poner en alto el nombre de Yucatán.

"Iniciamos un largo compromiso con este maravilloso pueblo del que debemos sentirnos profundamente orgullosos", subrayó, seguido de los aplausos de los asistentes, quienes armaron un ambiente de fiesta a las puertas del INE en la colonia Buenavista.

Ramírez Marín señaló que llegará al Senado para representar dignamente y estar a la altura del pueblo yucateco y lo hará frente al nuevo gobierno federal desde dos agendas: una política y otra de desarrollo, para seguir impulsando la economía, los empleos y la generación de ingresos en Yucatán.

"¡Pueden estar seguros amigos de que no les voy a fallar!", subrayó, seguido de nuevos aplausos y porras de "¡Sí se pudo!, Sí se pudo!", "¡Marín!, Marín, Marín!" y "¡Yucatán, Yucatán, Yucatán!".

Compartir.