Nueva era en la UADY, con rumbo a su primer centenario

#

Por Marco Antonio Cortez Navarrete

Antes de realizar un análisis y comentarios respecto a la toma de protesta del doctor José de Jesús Williams, como rector de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), por un segundo periodo de cuatro años, según las leyes y reglamentos de la casa de estudios, quiero dedicar unas líneas para destacar la figura y trayectoria del físico Juan Antonio Herrera Correa, ni más ni menos el iniciador de la era digital en la universidad.

Recuerdo muy bien cuando el académico, excelente amigo, presentó en conferencia de prensa, poco más o menos a mediados de la década de los años noventa del siglo pasado, un ambicioso proyecto para crear lo que sería en aquel entonces la Red Integral de la Universidad Autónoma de Yucatán (RIUADY), en esa época, el titular de la Dirección de Planeación que creyó y apoyó la iniciativa era el maestro Ángel Torreblanca Roldán.

El trabajo de Juan en la Uady comenzó el 1 de septiembre de 1977 y desde entonces a la fecha acumuló más de 4 décadas de servicio, el cual llegó a su fin el 31 de diciembre pasado con su merecida y bien ganada jubilación.

Juan, reiteró, vio nacer y desarrollar el gran sistema digital que hoy tiene la UADY y que sin duda es una de sus cartas de presentación ante todo el sistema educativo superior del país y del mundo. Asimismo, el físico se desempeñó como académico en la Facultad de Matemáticas, en el área de computación.

Vaya pues un enorme reconocimiento y abrazo a este profesional que sin duda será recordado por muchos años en nuestra Alma Mater, su trabajado dejó legado.

Por otra parte, al pasar por la calle donde está ubicado el Centro Deportivo de la Universidad constaté con satisfacción los trabajos de remozamiento que se realizan en este recinto. Me informan las autoridades que desde hace algunos años tiene ya una duela adecuada para la práctica del baloncesto y que en fechas recientes se trabajó toda la techumbre, ahora los cuatro costados del edificio son objeto de remozamiento y pintura, lo cual le dará una nueva cara que estará lista a finales de este mes. Enhorabuena para los responsables del deporte universitario que, de manera paralela, señalan que esta labor llega justo en el marco del aniversario 50 de los Juegos Deportivos Universitarios, semillero de grandes atletas que han dejado en alto el nombre de Yucatán y de México.

Y bien, tocando el punto nodal de este artículo el 1 de enero pasado rindió protesta para cumplir su segundo periodo al frente de la casa de estudios, José de Jesús Williams, quien en los últimos días ha dado señales de que en este nuevo lapso irá con todo para una llegar a la celebración del centenario de la UADY, en 2022.

Como dirían en el béisbol, hay movimientos en el bulpen y el primero fue la designación de la doctora Celia Rosado Avilés, quien ocupaba la Dirección de la Facultad de Ciencias Antropológicas. Doctora en Literatura Latinoamericana, la académica se distingue por su preparación académica y don de gentes, tal y como su antecesor José Luis Villamil Urzaiz, quien realizó una excelente labor como secretario general. Deseamos el mejor de los éxitos a la doctora Rosado Avilés.

Ratificados en sus cargos, por su destacada e invaluable labor, el maestro en impuestos Manuel Escoffié Aguilar, Carlos Estrada Pinto y Renán Ermilo Solís Sánchez, directores generales de Administración y Finanzas, Desarrollo Académico y Abogado General, respectivamente.

Asimismo, la maestra en administración Elsy Mezo Palma, continuará al frente de la Dirección General de Planeación y Efectividad Institucional. En su momento, Mezo Palma sustituyó al maestro en desarrollo organizacional Juan de Dios Pérez Alayón. En mi artículo anterior para La Vieja Guardia dije claramente que la UADY es un organismo vivo, latente, con fuerza y energía, que sabe ajustarse a los tiempos y cambios que demanda la sociedad, por ello, no sería extraño ver aún más ajustes en la administración del rector Williams quien, según su oficina de prensa, dijo, en su toma de protesta que “la universidad está preparada para responder a los retos que imponen los cambios sociales, económicos, políticos y culturales de este siglo”.

De la misma manera el titular de la UADY adelantó la importancia de generar iniciativas oportunas y relevantes para superar problemáticas del desarrollo social y económico y confirmó que la institución está inmersa en lo que llamó “la Cuarta Revolución Industrial” la cual implica -precisó- una nueva forma de organizar los sistemas de producción toda vez que se caracteriza por la completa digitalización de la cadena de valor.

En su discurso ante los integrantes del consejo universitarios y medios de comunicación masiva estableció también que el plan de trabajo considera un proyecto de visión al año 2030 donde la UADY consolide su internacionalización, anclada en lo local y con amplio reconocimiento por su relevancia y trascendencia social.

Es importante señalar que, a esta tempranera ceremonia del 1 de enero, a la cual acudió el gobernador del estado Mauricio Vila Dosal, el rector hizo un reconocimiento a los universitarios con quienes ha establecido un diálogo abierto y permanente. Aquí reiteramos que las presentaciones de los diseños y avances de las agendas estratégicas han sido la llave para establecer el vínculo entre autoridades-estudiantes- académicos y trabajadores administrativos y manuales.

-Estoy convencido que si queremos llegar lejos sólo lo lograremos en equipo y hoy nos tenemos que atrever a enfrentar grandes retos porque tenemos el talento, la capacidad, la creatividad, la dedicación, la responsabilidad y el compromiso de nuestros estudiantes, personal académico, directivo, administrativo y manual, aseveró José de Jesús Williams.

Finalmente adelantó que en este segundo periodo los esfuerzos se focalizarán en objetivos tales como programas educativos pertinentes para la formación integral de los ciudadanos, altos niveles de aprendizaje de estudiantes de bachillerato, licenciatura y posgrado, mediante pruebas estandarizadas, empleabilidad y evaluación del desempeño profesional.

Enhorabuena señor Rector. Luz, Ciencia y Verdad.

Y nunca olvide: ayer jaguar, hoy jaguar y siempre jaguar.

Hasta la próxima.

Compartir.