Ocho formas de discriminación electoral y cómo erradicarlas

#

En México se discrimina hasta en los procesos electorales y hay más de una forma en la que los mexicanos son excluidos.

Ante ello, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto Nacional Electoral (INE) crearon la Guía para la acción pública electoral: “Elecciones sin discriminación”. ¿Cuáles son las formas de discriminación y cómo se pueden erradicar? Te contamos.

LAS FORMAS

Las maneras más frecuentes en las que los grupos vulnerables en México son discriminados electoralmente incluyen estos ejemplos:

  1. Las personas indígenas, adultas mayores, con discapacidad y o con baja escolaridad no cuentan con facilidades para inscribirse en el Registro Federal de Electores y obtener su credencial para votar, ya sea porque no tienen acta de nacimiento, se ven impedidas para acudir a alguno de los módulos de atención ciudadana o no cuentan con la información necesaria para realizar los trámites.
  2. Las casillas electorales quedan muy distantes del lugar donde viven las personas, como en las comunidades rurales e indígenas.
  3. Las casillas son inaccesibles para quienes tienen alguna discapacidad física y/o son personas adultas mayores.
  4. Los materiales y/o la documentación electorales no son accesibles, suficientes ni adecuados para las personas indígenas, con discapacidad, adultas mayores y quienes no saben leer ni escribir.
  5. Se niega indebidamente el acceso a las casillas electorales y el derecho al voto a personas con discapacidad intelectual y a personas trans y de las diversidades sexuales.
  6. Se viola el secreto del voto o se presiona a la persona para que vote en determinado sentido, abusando de su condición de discriminación.
  7. Los contenidos de las campañas políticas son discriminatorios y no siempre utilizan un lenguaje incluyente.
  8. En el caso de las mujeres indígenas en situación de pobreza, enfrentan una triple discriminación y por ello tienen mayores dificultades para gozar de sus derechos.

Además el INE reconoce que la organización de las elecciones no está exenta de prácticas discriminatorias dadas las complejidades estructurales y coyunturales del contexto. Eventualmente esto dificulta y retrasa el proceso de integración de las mesas directivas de casilla o impiden que éstas se integren adecuadamente, destaca el estudio.

¿Y QUÉ HACER?

El INE y el CONAPRED proponen una serie de medidas para evitar la discriminación electoral en México, entre las que destacan:

  1. La incorporación del enfoque de derechos humanos, particularmente del principio de igualdad y no discriminación, en las políticas y programas institucionales.
  2. El uso de un lenguaje incluyente y no sexista en las comunicaciones y los materiales informativos y formativos que elaboran, difunden y distribuyen los organismos electorales, los partidos políticos y los candidatos.
  3. Insistir a través de sus mensajes escritos, gráficos, orales, gestuales y visuales, en la diversidad sociocultural y la pluralidad política de la nación.
  4. Promover entre los partidos políticos, las candidatas y los candidatos a los cargos de elección popular y los medios de comunicación, el respeto a la dignidad y los derechos de todas las personas.

Fuente: Nación 321

Compartir.