ONG desarrolla casas en 3D por 4 mil dólares, una solución para personas sin hogar

#

Ciudad de México, 13 de Marzo.- Las múltiples aplicaciones de la impresión 3D también tocan a la posibilidad de crear viviendas con un coste mínimo y mejorar las condiciones vitales de las capas más desfavorecidas de la población. Gracias a la innovación que posibilita esta tecnología el próximo año docenas de familias de una zona rural de la República de El Salvador podrán mudarse a una de las primeras comunidades del mundo de casas impresas en 3D, que contará con 100 casas.

Las responsables son ICON, una compañía de Austin, Texas (Estados Unidos) que empleará una solución impresión 3D de bajo coste para comenzar a cubrir la necesidad de vivienda de mil millones de personas que carecen de hogar en nuestro planeta y New Story, una fundación sin ánimo de lucro que ha centrado sus esfuerzos en la construcción de casas en Haití, El Salvador y Bolivia. Estas viviendas serán, lógicamente, de carácter social, y las familias no asumirán los costes de su levantamiento.

Las viviendas serán casas de cemento de 60 a 75 metros cuadrados impresas en 3D, cuya rápida fabricación será de 24 a 48 horas, debido en parte a la simplicidad de su diseño. Todas ellas contienen porche curvo ya que su estructura será de carácter circular, baño y dos dormitorios y aunque en un principio su coste ronda los 10 mil dólares, sus creadores quieren reducirlo hasta los 4 mil. Hoy presentarán el primer modelo piloto, que puedes consultar en la página web del proyecto, y probarán su practicidad. El material elegido es el cemento, tanto por su seguridad como por el rechazo del uso del plástico.

La investigación para resolver los desafíos de esta vivienda duró siete meses. Si bien el diseño humano actual de la organización tarda entre 13 y 20 días en desarrollarse, la versión impresa en 3D no comprenderá más de un día. Además, el hardware para esta nueva impresora 3D está diseñado para caber en un camión, por lo que puede transportarse fácilmente a zonas rurales y ser duradero, resistiendo viajes largos y condiciones meteorológicas difíciles. Tras su construcción, se trata de una vivienda resistente a las tormentas y que guarda adecuadamente la energía.

Fuente: TICbeat/SinEmbargo.

Compartir.