Primer astronauta chino afirma que el país está listo para la era de la estación espacial

#

Beijing, Julio de 2018 (Xinhua) -- China está acelerando su calendario para lograr establecer su estación espacial y el lanzamiento de la cápsula central está programado para 2020, informó Yang Liwei, director de la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China y el primer astronauta del país.

Yang señaló recientemente a medios de comunicación chinos que los dos módulos experimentales de la estación espacial se enviarán al espacio en 2021 y 2022 y que están planeadas tres o cuatro misiones tripuladas y el envío de varias naves espaciales de carga en los mismos dos años.

Después de la construcción de las partes principales de la estación, una cápsula que contiene un gran telescopio óptico se enviará a la misma órbita para que vuele con la estación, reveló Yang.

Durante la construcción de la estación el número de misiones espaciales tripuladas aumentará a aproximadamente cinco cada año, en comparación con las dos o tres anuales que se hacían cuando China comenzó a enviar a astronautas al espacio hace más de una década. El reclutamiento de taikonautas se aumentará.

Nacido en 1965 en el distrito de Suizhong de la ciudad de Huludao, en la provincia nororiental de Liaoning, Yang tiene el rango de general mayor. Se convirtió en el primer astronauta de China cuando entró en el espacio a bordo de la nave Shenzhou-5 el 15 de octubre de 2003.

"Cada segundo de ese día era totalmente nuevo para mí. Nada puede superar ese impresionante recuerdo", contó Yang.

China elaboró un código de plan de vuelo espacial tripulado llamado "Proyecto alba" en la década de 1970, pero carecía de condiciones económicas y tecnológicas para realizarlo.

En 1986 el Consejo de Estado, el gabinete chino, incluyó la tecnología espacial en un plan de desarrollo de alta tecnología. En 1992 China puso en marcha su programa de vuelo espacial tripulado. El éxito de la Shenzhou-5 convirtió a China en el tercer país en adquirir tecnología de viaje espacial tripulado por su cuenta.

China logró tecnologías de transporte espacial a través de las naves espaciales Shenzhou-5 y Shenzhou-6 y tecnologías de paseo espacial extravehicular a través de la misión Shenzhou-7.

Las misiones Shenzhou-8 y Shenzhou-9 ayudaron a China a dominar las tecnologías autónomas y tripuladas de encuentro y acoplamiento. Las tecnologías de vuelo espacial tripulado de China han madurado desde la misión Shenzhou-10. Desde la Shenzhou-5 a la Shenzhou-11, China envió un total de 11 taikonautas al espacio.

Yang contó que solo podía comer comida preparada como pastel de luna cuando estaba a bordo de la Shenzhou-5, pero cuando la Shenzhou-11 transportó a Jing Haipeng y Chen Dong al primer laboratorio espacial de China, el Tiangong-2, en 2016, podían elegir entre más de cien tipos de alimentos para su estancia de un mes.

Yang comparó la Shenzhou-5 con un tractor y la Shenzhou-11 con una limusina.

"Cuando la Shenzhou-5 estaba orbitando la Tierra en 2003, solo podía comunicarme con los controladores en tierra el 15 por ciento del tiempo. Cuando Jing y Chen estaban en el espacio en 2016, podían comunicarse con la tierra el 85 por ciento del tiempo de vuelo. Además, podían ver programas informativos, usar teléfonos móviles, enviar mensajes a la tierra e iniciar sesión en internet", señaló Yang.

China se ha convertido en una gran potencia en el espacio, pero todavía está por detrás de las principales potencias, admitió Yang.

La reforma y la apertura de China en las últimas cuatro décadas ha permitido una emancipación de la mentalidad al promover el crecimiento económico y aumentar la fuerza nacional integral. En los últimos 20 años ha habido un rápido desarrollo de la industria espacial, opinó Yang.

La exploración de lo desconocido es el motor del avance humano. Muchas tecnologías desarrolladas por primera vez para la exploración espacial se acaban utilizando para beneficiar a la gente común, como la tomografía computarizada o la resonancia magnética para uso médico, explicó el astronauta chino.

"Espero más recursos para el desarrollo de la industria espacial. La estación espacial de China será una plataforma para experimentos científicos espaciales más avanzados al servicio del desarrollo económico y social de la Tierra", expresó Yang. 

Compartir.