Productores de suplementos alimenticios impulsan regulación específica para el sector

#

México, 24 Sep (Notimex). El mercado de los suplementos alimenticios ha crecido más de 6 por ciento en los últimos años, debido a que la población cada vez más toma mayor conciencia de las carencias nutricionales en su dieta diaria.

Se estima que apenas 23 por ciento de la población en general, tiene un consumo adecuado de vegetales, frutas y alimentos que les aporten las cantidades adecuadas de proteínas, minerales, vitaminas y otros micronutrientes.

A través de la Asociación Nacional de la Industria de Suplementos Alimenticios (Anaisa) los productores ahí agrupados están en pláticas con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para avanzar en el tema de una regulación específica para este sector, con el fin de que haya claridad en sus procesos de calidad.

En entrevista, Raúl Manrique González, director general de BodyLogic internacional, dijo que es necesario separar lo que son los suplementos alimenticios de los llamados productos “milagro”, porque estos últimos no cuentan con estándares de calidad y se promocionan como remedios para un sinfín de enfermedades.

“Siempre abogaremos por la trasparencia de estos productos para garantizar el bienestar de los consumidores y en cuanto a la competencia comercial esto permitiría que solamente las empresas serias y responsables que invierten en garantizar la pureza los ingredientes y erradicar los productos milagro”, subrayó.

Explicó que los suplementos o complementos alimenticios son precisamente un apoyo para una alimentación adecuada, sin que pretendan ser medicamentos, ni fórmulas mágicas para bajar de peso o curar algún padecimiento.

A diferencia de los productos “milagro” los suplementos o complementos alimenticios nunca van a decir en la etiqueta que cura, previene o alivia alguna enfermedad.

Manrique González indicó que en los suplementos de BodyLogic de Grupo PiSA, se da cumplimiento a la Norma 248 de la Cofepris que se refiere alimentos y suplementos alimenticios, pero también cumplen con otras normas relacionadas aún cuando no están obligados, como en el caso de esta empresa que realiza sus fórmulas con bases científicas.

Con la regulación específica que se pretende, se busca adoptar regulaciones internacionales en cuanto a la ingesta diaria recomendada, protocolos y exigencias de calidad en todo el proceso de producción.

Confió en que el próximo año se pueda tener esta regulación nacional para que las personas tengan la certeza de que están consumiendo productos confiables y de calidad.

Mientras que, Erwin Möller, divulgador especialista en nutrición, detalló que los suplementos nutricionales de calidad no solamente no dañan el organismo humano, sino que producen mejorías en él.

La mala fama que en ocasiones tienen, se justifica solamente para productos de muy mala calidad, “porque aquí en aquí en México se permite la venta de esos productos de mala calidad, pero la mejor arma para combatir esa generalización que en ocasiones se hace es la información”.

Por su parte, David Heber, presidente del Instituto de Nutrición Herbalife, coincidió en que las empresas serias tienen constantemente estudios de mercado y calidad para garantizar la seguridad de los suplementos y que su formulación sea calculada científicamente.

Destacó que, “los suplementos alimenticios no son medicinas, por lo que cada persona que tiene enfermedades necesita consultar a su médico, y en todo caso estos productos solamente son complementos para una alimentación más saludable”.

Agregó que una alimentación adecuada ayuda a evitar enfermedades o a superarlas de una mejor forma cuando éstas aparecen, pero sin sustituir jamás un tratamiento médico.

Compartir.