Reloj Big Ben símbolo histórico y turístico de Reino Unido

Por / hace 2 mess
#

El Big Ben es el símbolo de la democracia en Reino Unido y una de las atracciones turísticas más populares entre visitantes nacionales e internacionales en busca de una “selfie” con la majestuosa torre de fondo.

El Big Ben es parte de la torre del Parlamento de Westminster, que cambió de nombre de la Torre del Reloj para ser rebautizada como La Torre Elizabeth, en honor a la reina Isabel II, que celebró su jubileo de diamante en 2012.

Sus famosas campanas repican cada hora en el gigante reloj que data de 1859 y que se ha vuelto mundialmente famoso debido al audaz trabajo de ingeniería que data de la era victoriana, caracterizada por sus grandes inventos tecnológicos (1837-1901).

La cadena británica BBC ha popularizado las 12 campanadas del reloj que utiliza desde hace más de 90 años al inicio de sus boletines informativos.

La BBC trasmitió por primera vez las campanadas durante su transmisión de Año Nuevo en 1923 y desde entonces se ha convertido en un emblema del servicio mundial.

La majestuosa torre de 96 metros de alto y el enorme reloj serán sujetos a un programa de restauración de tres años, que inició este año para garantizar la conservación del sitio que es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El legislador Tom Brake y portavoz de la Comisión de la Cámara de Diputados (Casa de los Comunes) afirmó que las futuras generaciones podrán seguir gozando de este símbolo que es una herencia democrática de Reino Unido.

“Tenemos el deber de salvaguardar su futuro para que las futuras generaciones la aprecien, así como nosotros les debemos a nuestros antecesores restaurar esta obra maestra a su gloria original. Si bien estos trabajos son muy necesarios en el corto plazo, también asegurarán el futuro del Big Ben en el largo plazo”.

Durante los trabajos se verán andamios y las cuatro caras del reloj serán cubiertas temporalmente de manera consecutiva y no simultáneamente.

La torre tiene una inclinación de 0.04 grados y solo es visible a quienes miran con detenimiento su exterior, aunque en algunas fotografías la torre se ve más inclinada debido a la perspectiva de la torre y el Parlamento, que es uno de los más antiguos del mundo.

Hay varias teorías sobre el nombre Big Ben: una de ellas es que fue elegido de manera espontánea por los londinenses.

Otra teoría es que su nombre lo debe al Primer Comisionado de los Trabajos, sir Benjamin Hall, cuyo nombre está inscrito en la campana.

Una versión más es que retoma el nombre del campeón inglés de boxeo de peso completo del siglo XIX, Ben Caunt.

El custodio del reloj, Steve Jaggs, afirmó que diariamente un equipo de mecánicos especializados le da mantenimiento al reloj, pero es tiempo de restaurarlo a profundidad.

“El histórico reloj es querido por muchos. Cada día nuestro equipo de mecánicos altamente calificado cuida esta obra de arte victoriana, pero para que el reloj siga haciendo tictac, debemos tomarnos el tiempo para inspeccionarlo a fondo y restaurarlo”.

Antes de que comenzaran los trabajos de restauración, la torre del reloj podía ser visitada hasta diciembre de 2016 a través de 337 escalones que conducen al campanario.

Una vez que finalicen las obras de remodelación en 2020, los visitantes podrán subir al campanario a través de un elevador.

El icónico Big Ben pesa 13.7 toneladas y tiene un diámetro de 2.7 metros con un martillo que pesa 200 kilogramos.

El reloj, que con sus enormes manecillas marca las horas y los minutos con puntualidad inglesa, es testigo de manifestaciones y del paso incesante de turistas y oficinistas que lo pueden admirar desde los cuatro puntos cardinales.

De acuerdo con Instagram, el Big Ben fue el sitio más fotografiado en Reino Unido en 2016 con más de dos millones de veces compartido o mencionado en el micrositio social, según el análisis de datos en Instagram.

La torre del reloj es una de las más reconocidas del mundo y una pieza de ingeniería que no pasa desapercibida para los paseantes que transitan por el Puente de Westminster, Whitehall, Parliament Square, la Abadía de Westminster y desde el otro lado del río Támesis.

Fuente: Notimex.