Rescatistas en Tailandia trabajan a contrarreloj ante amenaza de lluvias

#

Bangkok, Jul (Notimex).- Los equipos de rescate en Tailandia se encuentran este jueves trabajando a marchas forzadas para liberar a 12 adolescentes y su maestro, atrapados en una cueva, cuando aumenta la posibilidad de que las lluvias arrecien en los próximos días, en coincidencia con la temporada de monzones.

El grupo se está familiarizando con equipos de buceo mientras los planificadores del rescate concluyeron que los jóvenes y su maestro tendrán que zambullirse al agua para salir de la cueva Tham Luang, donde se han quedado varados desde el 23 de junio.

Un bombero que ha estado trabajando en el drenaje del agua señaló que los niveles en partes de un pasillo que conduce a una cámara donde el grupo fue encontrado el lunes pasado se inundó hasta el techo, lo que representa que la salida solo se puede lograr buceando.

Las autoridades están tratando de montar una operación centrada en sacar a los 13 menores antes de un pronóstico de aguacero para este fin de semana.

En este sentido, el rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, ha dado la orden de que los 12 niños atrapados junto a su entrenador de fútbol dentro de una cueva subterránea sean rescatados lo antes posible, informa el diario Bangkok Post.

Los socorristas esperan poder hacer que baje el nivel de las aguas de forma suficiente como para que los niños no tengan que bucear o que lo tengan que hacer muy poco.

Los supervisores de la operación han expresado su preocupación por las demoras en recibir actualizaciones de la información de los niños atrapados.

Un buzo profesional tarda entre seis a siete horas en realizar el viaje de ida y vuelta entre el sitio y el comando de avance en la tercera cámara de la cueva, donde los rescatistas podían telefonear a los supervisores, que toman las decisiones a la entrada de la caverna.

Otro dificultad reciente se registró entre los equipos que bombean el agua para bajar el nivel de la inundación, luego que voluntarios no registrados empezaron en forma negligente a trabajar en los sistemas de bombeo con efectos adversos.

"No podemos arriesgar más inundaciones", afirmó el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osotthanakorn, en una conferencia de prensa en el sitio de rescate, y agregó que la principal preocupación sigue siendo los niveles de agua en el interior debido a las lluvias monzónicas.

Narongsak, comandante de la operación de rescate, denunció que algunos voluntarios que no habían sido registrados para unirse a la misión comenzaron a bombear agua en forma errónea. En consecuencia, el agua regresó a la cueva parcialmente inundada.

"Pueden tener cierta creencia de que su técnica es efectiva para el drenaje de las aguas subterráneas, pero cualquier cosa que no está en el plan debe ser discutido primero con nosotros", señaló el gobernador de la provincia Chiang Rai, en el norte de Tailandia.

Otra tarea principal este jueves fue ubicar una abertura en la superficie de la montaña, donde los rescatistas podrían perforar un pozo para una posible evacuación alternativa, en lugar de que los niños tengan que zambullirse.

Narongsak indicó que los equipos de rescate estaban calculando el tiempo disponible antes de una evacuación forzada en caso de más lluvias y un aumento crítico de las inundaciones en la cueva.

Se esperan más lluvias este fin de semana, presionando a los rescatadores para que formulen un plan para sacar a los niños antes de que las aguas crezcan más.

"Si debemos evacuar (a los niños) antes de que estén listos debido a la lluvia ... lo haremos, pero será el último recurso para hacerlo", precisó.

Tailandia prevé un aumento de las lluvias en el marco de las operaciones de rescate de los niños atrapados en la cueva.

Los miembros del equipo, 12 niños de entre 11 y 16 años, y su entrenador, un joven de 25, quedaron atrapados en la cueva, situada en el bosque de Tham Luang Khunnam Nang Non, ubicado en el distrito de Mae Sai, debido a las inundaciones registradas en la zona a causa de las lluvias torrenciales.

Compartir.