Round de sombra

#

Por Marco Antonio Cortez Navarrete

Vaya “round de sombra” entre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y la cúpula empresarial, los mandamases de la macroeconomía.

El motivo, las declaraciones del mandatario entrante en el sentido de que al tomar posesión de su cargo recibirá un país en bancarrota lo cual ocasionaría el no cumplir con todas las demandas de la población.

López Obrador, en entrevista con medios, según citan medios de circulación nacional, afirma que sus declaraciones fueron sacadas de contexto porque “no gustó el término bancarrota”.

Este sainete llegó incluso a la cámara de senadores donde los integrantes de la bancada de Morena –como es lógico- respaldó lo dicho por el presidente electo en tanto que PAN, PRI y PRD capitalizaron la situación para llevar agua a su molino.

El político tabasqueño asegura tener los datos necesarios para fundamentar su aseveración. “No quieren ver la realidad”, dijo a los medios y remató señalado la falta de crecimiento.

En este round de sombra , el jefe del ejecutivo, electo con la friolera de 30 millones de votos, cifra record, puso el dedo en la llaga y dejó bien claro que cumplirá con los compromisos de campaña.

Y es así como se fue a la yugular del modelo económico neoliberal al subrayar que “fue un fracaso ya que benefició solamente a una minoría y empobreció a la mayoría de la población”.

Faltando unos cuantos días para que Porfirio Muñoz Ledo le coloque la banda presidencial, Andrés Manuel aclara que la violencia que ha azotado al país, es producto del modelo económico injusto.

Y cuando pareciera que esta aseveración dará paso a un sistema diferente, el tabasqueño atajó afirmando que durante su gestión buscará construir una DEMOCRACIA y NO una DICTAURA.

En este duelo de las diferentes visiones de país, los empresarios, académicos y representantes del gobierno aun en funciones, dejaron entrever que las declaraciones del presidente electo sirven solo para matizar que, finalmente, no cumplirá con lo prometido.

Solo el tiempo dirá, realmente, hasta donde el nuevo gobierno cumplirá con las promesas de campaña. Seguridad, trabajo, bienestar social, son, entre otras, muchas de las necesidades planteadas por los millones de mexicanos que, en efecto, viven en la pobreza y en la extrema pobreza.

Veremos…

La sombra de la obesidad y el sobrepeso

Hace unos días la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reveló cifras que prenden los focos rojos en México ya que, entre 2012 y 2016, en la población mayor de 18 años la obesidad aumentó 3.8 millones de personas.

Lo anterior significa que de 20.5 millones de obesos en 2012 pasamos a 24.3 millones hace apenas dos años. Con estos indicadores México –según la FAO- está colocado en el nada honroso sexto lugar de entre un total de 150 países.

En el informe denominado “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018“, se alerta que a nivel mundial la obesidad en adultos va en franco aumento, dado que 1 de cada 8 son obesos, lo que equivale a 672 millones.

La inseguridad alimentaria, definida como la incertidumbre acerca de la capacidad de obtener alimentos, es una de las razones centrales del sobrepeso y la obesidad y desde luego la desnutrición.

La FAO precisa que son los Estados Unidos es el país con el mayor número de personas obesas con 93.8 millones de personas, seguido de la República Popular China con 72.9 millones, Brasil con 33.1, India con 31.8, Rusia con 29.3 y México con 24.3.

Para concluir la FAO advirtió que en todo el mundo 38 millones de niños menores de cinco años sufren sobrepeso; en nuestro país la prevalencia de ese grupo fue de 5.2% en 2017 mientras que en 2012 fue de 9%, con lo que este indicador se redujo 3.8% en los últimos cinco años.

América Latina y Oceanía tienen la prevalencia más alta en sobrepeso infantil con 7.3% y 8%. “El escaso acceso a los alimentos hace que aumente el riesgo de bajo peso al nacer y retraso del crecimiento en los niños, que están asociados a un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad en etapas posteriores de la vida”, indica la FAO

Compartir.