UADY recibirá recursos federales y estatales por dos mil 189 millones de pesos

#

Mérida, Yucatán, 9 de enero de 2019.- Conforme a los dictámenes aprobados de los presupuestos de egresos federal y estatal, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) ejercerá recursos de esas fuentes de financiamiento por dos mil 189 millones 96 mil pesos, lo que significa un aumento nominal del 0.94 por ciento con respecto al año pasado.

El director general de Finanzas y Administración de la UADY, Manuel Escoffié Aguilar, explicó que durante el ejercicio 2018 la Universidad recibió de la federación y el estado la cantidad de dos mil 168 millones 684 mil pesos, por lo que el presupuesto autorizado para el actual ejercicio representa nominalmente 20 millones 412 mil pesos más.
Este año, la federación destinó para la UADY un total de mil 964 millones 762 mil pesos, contra mil 925 millones 888 mil pesos que se ejercieron en 2018. Eso representa para el presupuesto 2019 de la institución un incremento nominal de 38 millones 874 mil pesos.
En el caso del subsidio estatal, para el actual ejercicio se aprobaron 224 millones 334 mil pesos; mientras que el año pasado el estado transfirió a la Universidad recursos por 242 millones 796 mil pesos. De ese modo, se tiene una reducción del subsidio estatal por el orden de 18 millones 462 mil pesos.
El funcionario universitario aclaró que dicha disminución corresponde al porcentaje que también le fue asignado al presupuesto de egresos de Yucatán.
Dado lo anterior, abundó, la suma de recursos federales y estatales queda en un total de dos mil 189 millones 96 mil pesos. La UADY, por su parte, completará su presupuesto con recursos propios.
Escoffié Aguilar explicó que, pese a que nominalmente hubo un ligero aumento en el monto de los financiamientos con respecto a 2018, estos ya han sido afectados por la inflación anual, de tal manera que habrán de cuidarse con mayor esmero los recursos para este año.
Descartó que estén en riesgo las plazas laborales, tanto de docentes como de trabajadores manuales y administrativos; aunque anticipó que necesitarán revisarse las prioridades en infraestructura, para darle continuidad a los proyectos que están en marcha, entre los que destacan la finalización de la Facultad de Contaduría y Administración, así como la adecuación de las oficinas de la Administración Central UADY en el espacio de lo que fue la Facultad de Derecho.
En cuanto a las políticas de austeridad que llevan a cabo en la máxima casa de estudios, el funcionario reiteró que continuarán las revisiones y racionalizaciones de líneas celulares; uso de vehículos automotores; disposición de plazas vacantes por jubilaciones; consumo de papelería y útiles de oficina; y en general, cualquier medida que contribuya a la eficiencia en la operación cotidiana de la UADY.

Compartir.