Un orangután se enfrenta a una excavadora que destruye su hábitat en Indonesia

#

Un orangután camina por encima del tronco de un árbol. Se dirige hacia una excavadora que tala los árboles de su hábitat natural en Indonesia. Al enfrentarse a la máquina, se cae al suelo. El paisaje es desolador. Su hábitat está completamente destrozado y el animal trata de buscar un refugio. Estas duras imágenes forman parte de un vídeo grabado en 2013 y publicado en Facebook el pasado martes por la organización International Animal Rescue.

"Este orangután desesperado busca frenéticamente refugio ante el poder destructivo de la excavadora, una máquina que ya ha diezmado todo lo que le rodea", afirma la organización en la red social. La entidad, que finalmente consiguió rescatar al orangután, alerta en su página web de que los animales en Indonesia sufren y se mueren por la destrucción de la selva. La tala de árboles tiene como objetivo principal la producción de aceite de palma.

Las poblaciones de orangutanes en la isla de Borneo han disminuido más de un 50% en los últimos 60 años, según International Animal Rescue. Además, su hábitat se ha reducido en al menos un 55% en los últimos 20 años. "Desafortunadamente, escenas como esta son cada vez más frecuentes en Indonesia. La deforestación ha provocado que la población de orangutanes caiga en picado. Los hábitats se destruyen y los orangutanes se mueren de hambre", agrega la organización.

El equipo de International Animal Rescue traslada a los orangutanes cuyo hábitat ha sido destruido a áreas seguras de bosque protegido. Además, rescata y cuida a bebés orangutanes que han sido separados de sus madres, ya que en ocasiones los ejemplares se venden de forma ilegal como mascotas.

La organización publicó este vídeo en redes sociales el pasado 5 de junio, el Día Mundial del Medio Ambiente, con el siguiente mensaje: "Planta un árbol y ayúdanos a reconstruir y proteger el preciado hábitat de los orangutanes". El vídeo ya ha sido reproducido más de 160.000 veces y compartido en más de 5.000 ocasiones.

"¡Es muy duro verlo! Este orangután estaba tratando de proteger el único hogar que conocía. Un humano habría hecho lo mismo si alguien hubiera destruido su hogar", afirma un usuario de Facebook. "¿Por qué estos trabajadores no detuvieron lo que le estaban haciendo a esta pobre criatura? Deberían haberse asegurado de que el animal estaba a salvo y fuera de peligro antes de continuar su trabajo?", comenta otro. El partido animalista PACMA también ha comentado el vídeo en Twitter: "Ellos no pueden hacer nada, pero nosotros sí. Evitando el consumo de aceite de palma podemos detener esta masacre".

Fuente: El País.

Compartir.