Vinculación, reto central de la educación superior

#

Por Marco Antonio Cortez Navarrete

En reciente plática con un amigo periodista me sugirió elaborar un texto que aborde los “Retos de educación superior”, la idea, en principio, confieso, no llamó mi atención, pero conforme pasaron las horas y los días la propuesta fue adquiriendo interés y, finalmente, decidí escribir estos cuantos párrafos.

Definitivamente no me considero un experto en el tema de la educación, menos la del nivel superior, para eso hay innumerables especialistas locales y foráneos debidamente preparados para realizar un análisis y un planteamiento serio del tópico en cuestión.

Luego entonces lo dicho por un servidor se basa en el tiempo (unos 35 años) y la experiencia adquirida en las áreas de información, comunicación y divulgación de universidades e instituciones de educación superior con las cuales ya colaboré; en alguna de ellas por 33 años y en las otras dos por periodos mucho más breves, en fin, la cosa es que aquí va mi comentario.

Ante todo, y por lo visto hasta el día de hoy quiero felicitar a todas las universidades e instituciones de educación superior públicas y privadas ubicadas en Yucatán porque están realizando un excelente trabajo formando a los profesionales que tanto requiere nuestro estado, la región y el país. Lo anterior, añado, a pesar de las tradicionales gestiones que las casas de estudios (especialmente públicas) realizan periódicamente para operar de manera adecuada y tratando de abrir más espacios para los jóvenes, crear la infraestructura y adquirir equipamientos elementales para cumplir con sus funciones.

En este sentido considero que entre los objetivos fundamentales de las universidades e instituciones educativas es generar, sin duda, la generación de espacios y oportunidades para una población joven y adulta cada vez más demandante y que hoy más que nunca están dispuestos a superarse, a prepararse académicamente, para acceder a mejores estándares de vida, tanto en lo personal como en lo familiar ya que muchos de ellos son los primeros de varias generaciones en llegar a las aulas de una universidad.

Asimismo, quiero destacar la importancia de continuar creando programas educativos innovadores, demandados ya por los diversos sectores productivos. De todos es conocido la añeja tradición por cursar carreras como medicina, derecho y contaduría, y más recientemente mercadotecnia, psicología y enfermería, por citar algunos ejemplos, que sin duda son importantes pero que tal vez los mercados demandantes de estas opciones observan ya una cierta saturación.

En el tema de la innovación me gustaría mucho destacar la trascendencia que día con día tienen las tecnologías de información y comunicación las cuales son ya una realidad plena y absoluta para los jóvenes que trabajan y que no disponen del tiempo necesario para asistir a las clases, como también para las personas mayores que por algún motivo truncaron sus estudios y hoy están dispuestos a retomarlos.

Mención aparte merecen los retos en cuanto al fomento de la cultura (algo que vimos estos días donde otras manifestaciones continúan asentando sus reales) y también está el deporte, área donde Yucatán sobresale más en planos nacionales e internacionales, todo esto incentiva la formación integral y no dejemos de lado temas como los derechos humanos y los valores como honestidad, sensibilidad, gratitud, humildad, respeto y responsabilidad.

Para finalizar y llegar al meollo del asunto quiero señalar que para un servidor el reto más importante que hoy enfrentan las universidades e instituciones de educación superior públicas, específicamente, es la vinculación. Vinculación efectiva y eficiente con los sectores productivos, esto es transferencia de todo aquello que se genera en las aulas y laboratorios de las casas de estudios.

Para este propósito se están utilizando como punta de lanza a las cámaras empresariales e industriales, gobiernos y colegios de profesionales, asociaciones y organizaciones no gubernamentales. Muy bien, pero más allá de los convenios y las fotos las universidades deben hacer efectiva y eficiente esta vinculación. No olvidemos cifras oficiales que siguen señalando a las universidades públicas como los centros principales de generación de conocimientos científico y tecnológico, sin olvidar que hay otras instituciones y centros de investigaciones creados exprofeso para este fin.

Insisto en que la vinculación real, efectiva y eficiente, redunda en beneficio de la sociedad, de las propias organizaciones productivas y desde luego de los jóvenes profesionales al ingresar de manera rápida y oportuna a los mercados laborales.

Esto es todo por hoy, mi único fin, con este material, es tratar de aportar ideas que mejoren a nuestra sociedad. Muchas gracias.

Compartir.