Vuelo de Nueva York a Londres, ¿en dos horas?

#

Volar en un avión capaz de completar un trayecto de Nueva York a Londres en solo dos horas, en lugar de siete, es la idea que la compañía Boeing presentó la semana pasada. Si esto se hiciera realidad, los viajeros podrían superar cinco veces la velocidad del sonido.

Según Kevin Bowcutt, científico de la empresa aeroespacial, los vuelos hipersónicos, como son llamados, comenzarían a operar en 20 o 30 años. Pero, ¿ya es tangible esta tecnología, o sigue siendo un sueño que podría pertenecer a los terrenos de la ciencia ficción?

Su camino hasta ahora: Para empezar, es necesario aclarar qué es la aviación hipersónica. De acuerdo con el Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica, se le llama vehículo hipersónico a todo aquel que supere la velocidad del sonido (mil 234 kilómetros por hora) al menos cuatro veces; puede ser un avión, un misil o una nave espacial.

Es un concepto que aún no existe propiamente en la aviación comercial: únicamente aeronaves, cohetes y el avión de investigación X-15 (construido en los años cincuenta) han registrado velocidades hipersónicas, explica la NASA.

Es una tecnología que enfrenta diversas complicaciones, como el calentamiento de los vehículos: en un vuelo de esta naturaleza, los metales que se usan en los aviones que conocemos se derritirían.

Para llevar la tecnología hipersónica hasta los aviones de pasajeros, Boeing parece tener el equipo correcto. Kevin Bowcutt participó en la creación del avión X-43A, que en 2004 se convirtió en el más rápido del mundo, alcanzando casi 10 veces la velocidad del sonido. Durante la más reciente presentación, el científico afirmó que la compañía ha experimentado con estos vehículos durante seis décadas...

Su competencia, Airbus, obtuvo en 2015 la patente de un modelo que fue apodado “Concorde-2”, el cual alcanzaría cuatro veces y medio la velocidad del sonido y podría despegar de manera vertical, según "The Guardian".

El icono: El único antecedente de la tecnología hipersónica que ha existido con regularidad en la aviación comercial, es el Concorde. Esta aeronave pertenecía a la categoría supersónica; es decir, lograba superar la barrera del sonido. Llevó pasajeros por primera vez en 1976, en dos vuelos simultáneos pertenecientes a las aerolíneas Air France y British Airways.

El Concorde operó hasta 2003. Podía llegar a Londres desde Nueva York en poco menos de tres horas.

Actualmente, la startup Boom está trabajando en un avión supersónico que promete completar esa misma distancia en tres horas y 15 minutos, el cual ya ha recibido órdenes de compra de Japan Airlines y cuenta con el apoyo de Virgin Group. Los viajes costarán lo mismo que un vuelo en clase business, y los 55 pasajeros estarán distribuidos en filas de un solo asiento. Sus pruebas comenzarán en 2019.

EN NÚMEROS

6 mil kilómetros por hora alcanzaría el avión de Boeing. La velocidad del Concorde era de dos mil 160 km/h, y la de un avión convencional es de 800 km/h.

3 horas tardaría el avión cuyo modelo presentó Boeing en conectar Los Ángeles con Beijing. Ese vuelo puede durar 11 horas actualmente.

Fuente: El Universal 

Compartir.