Yucatán merece más … y vamos a dárselo juntos

#

CARTA A MAURICIO VILA

Por MANUEL TRIAY PENICHE

Si me preguntas si voté por ti, la respuesta es no. No voté por tí porque conozco muy bien a tu adversario, sé de su capacidad y considero que le hubiera hecho mucho bien a nuestro Estado, además de mi cariño hacia él. Eso no me priva de ofrecerte mi respaldo como integrante de esta sociedad y desde el papel que me corresponde en ella.

Estoy consciente, y lo he hecho público, de que fuiste un buen alcalde, quizá el mejor de las últimas administraciones y en eso baso mi esperanza de que también podrías ser muy buen gobernador y, como yucateco, nada deseo con mayor vehemencia.

D. Mauricio Vila Dosal, enhorabuena porque la mayoría de los yucatecos te ha otorgado la mayor responsabilidad política del Estado. Es hora de sumar y de sumarnos para ponernos en sintonía con tu mayor ofrecimiento de campaña: Yucatán merece más … y vamos a dárselo juntos.

Al paso de los años he aprendido que un gobierno fuerte requiere de una oposición fuerte, no esa oposición negativa que critica por criticar y juzga sin elementos, sino una oposición que ayude a construir y a salir adelante en todo momento, en las buenas y en las malas.

Queremos ser parte de esa auditoría social que te sirva de ojos y oídos, allanar los caminos para el buen desarrollo comunitario, ser el dique que proteja y contenga cuando Yucatán requierade nuestra unidad en defensa de los intereses comunes que has prometido encabezar.

Nos asomamos a un panorama incierto en la vida política, social y económica de México, en la que tú jugarás un papel muy importante, y queremos ser parte de ese todo local cuando los requerimientos de Yucatán necesiten nuestra presencia.

D. Mauricio, enhorabuena. Queremos ser los primeros en decir presente en tu gobierno, sabemos que sólo la unidad es capaz de vencer cualquier adversidad, esa unidad que esperamos encabeces y convoques en la que no existan colores ni credos, sino únicamente el deseo de superación, de darle a nuestro Estado ese más que merece.

Compartir.